gato-oculto

Cuando tu gato es temeroso…¿Por qué ocurre?

Puntuación: 4.5 de 5.
gato temeroso
Fotografía: Gat@ fan de Gatolia / Junior

Cuando tu gato se muestra temeroso con otras personas podemos estar ante la respuesta de su memoria, de su instinto natural o antiguos temores de su pasado. Los ancestros de los gatos, originalmente fueron ferales, como ya sabemos su relación con el hombre es mucho más reciente que la que existe entre el perro y el humano; por ello resulta más natural ver a un perrito acercarse amistoso moviendo la cola a una persona, mientras que el comportamiento más probable de un gato sería mostrarse desconfiado aun cuando esté habituado a la manipulación humana.

Lo que nos deja más tranquilos es que a diferencia de los perros con los que sí existe un mayor compromiso social a educarlos para que no sean agresivos y se comporten con docilidad, a los mininos simplemente los cobijamos en nuestras casas para que vivan a su antojo y si no desean compartir con los visitantes, no pasa nada…

Resulta recomendable ante las visitas veterinarias crear experiencias positivas en la relación del gato con su médico, para que resulten menos estresantes las consultas de rutina.

Acostumbre cuanto antes al minino a ser revisado y manipulado por su Médico Veterinario.

Fotografía: Gat@ fan de Gatolia

Los desarrollados sentidos del gato le ayudan a mantenerse completamente alerta a los posibles peligros, los cuales pueden ser interpretados a través de diferentes detonantes como son los fuertes ruidos, personas gritando, sonidos chirriantes, ver correr a otro gato o una mascota de otra especie, las persecuciones, etc.

Si un gato doméstico ha sido adoptado en su etapa adulta y suele mostrarse temeroso ante la presencia de los humanos ajenos a su hogar, este comportamiento puede estar relacionado con malas experiencias anteriores (como los abusos y malos tratos), el aprendizaje recibido de la madre en su etapa de cachorro según sus interpretaciones ante la actitud de las personas. En resumen, es un gato que no aprendió a convivir con los humanos. Por otra parte, tenemos a los gatos que sí tuvieron contacto humano desde cachorros pero que su socialización no fue adecuada o simplemente su gatonalidad tiende a ser temerosa independientemente de lo bien que se le haya cuidado.

niño cargando a un gato

Sea cualquiera de los casos, sepamos que sí es posible ayudarles a ser menos temerosos y más confiados, sobre todo dentro de casa que es su lugar más seguro. Se recomienda dedicar tiempo de relación con el gato a través de diferentes rutinas como el cepillado de su pelo, el juego, las caricias, etc. Debemos educar a los familiares y amigos para que al visitar nuestra casa su comportamiento no sea estresante para el minino el cual irá a su vez interiorizando que no hay nada que temer. Deberán crearse reflejos positivos, por ejemplo: Pida que no intenten agarrarle ni cargarle, simplemente el gato será quien decida acercarse a olfatear o frotarse y si nunca lo hace no hay que angustiarse y permítale permanecer en su lugar seguro. También puede pedir a la visita que le ofrezcan golosinas para gatos, así su gatito irá aprendiendo que la llegada de los extraños a su guarida puede ser muy provechosa para él, y de mostrarse amistoso pueden acariciarle bajo la barbilla lo cual es algo que disfruta mucho todo minino.

Gato vigilando mientras reposa
Fotografía gat@ fan Gatolia_ Colibrí

Si su gato suele ser amistoso pero huidizo con las personas fuera de casa, no debe inquietarse puede que incluso sea lo ideal. Para el gato el centro de su hogar es el lugar que le ofrece mayor protección, donde sentirse confiado, por lo que al pasar las fronteras de las puertas y ventanas su actitud cambiará a estar más alerta. Este comportamiento en cambio no se hace necesario corregirlo ya que en caso de verse en peligro en el jardín o la calle lo preferible será que siempre escape a refugiarse en su hogar, en todo caso será una reacción conforme a la situación.

Los gatos son de naturaleza nerviosa pero templada al mismo tiempo, ellos son capaces de pasar de un estado de calma a uno de máximo estrés en solo segundos. En la medida que aprendamos a interpretar mejor su ánimo seremos más capaces de brindarle un entorno más seguro y libre de estrés que se convertirá para ellos en su pequeño paraíso gatuno que compartirán con sus humanos de mayor confianza.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s