Gato-saboreando-golosina

Cuando tu gato desea probar un dulce. ¿Por qué ocurre?

Puntuación: 4.5 de 5.

Cuando tu gato desea probar un dulce, ronronea y exige desesperadamente que le compartas esa sabrosa golosina que estás por comer, ¿por qué lo hace? … ¿será cierto eso de que no paladean el dulce?

Gato comiendo helado con una mujer

Muchos humanos según su propia experiencia, podrían afirmar que sus gatos se vuelven locos por el helado, la nata, las galletas u otros postres definitivamente dulces, lo que evidentemente nos hace pensar que contradice la afirmación de que los gatos no son capaces de sentir el sabor dulce, sin embargo, científicamente se sabe que no pueden sentirlo. Ahora, ¿por qué insisten nuestros mininos por degustar alimentos dulces?

En Philadelphia, Investigadores del Monell Chemical Sense Center, después de realizar diversos estudios que analizaban la saliva y sangre de diferentes felinos como gatos, tigres e incluso guepardos, en todos encontraron un patrón común, las células receptoras del sabor dulce presentaban una anomalía que los incapacita para sentirlo, lo que resultó en el hecho de que un gen defectuoso presente en felinos como los gatos, no le permita a los receptores producir las proteínas responsables de la captación del sabor dulce. Esta interesante investigación nos confirma entonces que nuestros felinos de casa, cuando nos piden probar un poco de ese helado que estamos por comer, realmente se encuentran atraídos no por su dulzor sino más bien por la grasa que éste contiene. En definitiva, no es que a tu gato no le guste el dulce y esté chiflado por comerlo aun cuando no puede apreciarlo, lo que ocurre es que sí siente y disfruta la grasa presente en el postre, como las mantequillas y las grasas pasteleras. Así que aclarada esta curiosidad y conociéndonos débiles al impulso de ofrecer una probadita de dulce al goloso minino, lo que no deberemos olvidar es que antes de complacerlos lo mejor será evitar alimentarlos con productos, que como ya sabemos, puedan resultar dañinos o indigestos para ellos, como el chocolate, los lácteos, los endulzantes químicos, etc.

Los gatos no pueden comer chocolate

Si bien hay algunas comidas humanas que los gatos pueden consumir, el chocolate es uno de los alimentos prohibidos para ellos, pudiendo perjudicar gravemente su salud y bienestar. Por esta razón, jamás debemos ofrecer o dejar al alcance de nuestros felinos alimentos o bebidas que contengan chocolate y/o sus derivados ya que no poseen enzimas para digerir sus componentes. 

Puede que los mininos al final no resulten capaces de sentir el dulce como nosotros, pero en lo que sí podemos coincidir es en que son unas mascotas realmente dulces y disfrutables con mucho amor para dar, … y con eso nos basta😺

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s