Pensó que era un pequeño gatito en la nieve y resultó ser uno de los mamíferos más amenazados de Europa.

Un hombre que encontró un gatito diminuto enterrado en la nieve pensó que era un gato perdido, solo para descubrir que era uno de los mamíferos más amenazados de Europa.

El chef Pete MacNab, de 32 años, salió a caminar por el Parque Nacional Cairngorms de Escocia con su hijo y un amigo. Durante el recorrido vieron un grupo de ovejas dando vueltas alrededor de algo. A medida que se acercaban, los animales se dispersaron, revelando un pequeño gatito atigrado tirado en la nieve en la zona rural de Dava Way.

El felino no pudo incorporarse. Parecía helado y su pelaje estaba todo enmarañado con nieve. No queriendo dejar a la criatura en dificultades, el amigo de Pete, Piotr, la llevó tres millas de regreso a la ciudad. Señaló que sus garras eran como «navajas en miniatura», y la pareja bromeó diciendo que la pequeña criatura debe ser un gato montés escocés: una especie rara que se sabe que vive en las Highlands.

pequeño-gato-sivestre-escocia_SWNS
El pequeño gato lucía como un gato doméstico a los ojos de quienes lo encontraron y resultó ser un gato silvestre de escocia que se encuentra en peligro de extinción. SWNS

Después de que lo dejaron en los veterinarios el miércoles, Pete comenzó a publicar en grupos locales de Facebook, pero ningún propietario se presentó. Al no encontrarle un dueño Piotr y su compañero empezaron a planear conseguir una cama para gatos y volver a casa al gatito, al que llamaron Huntleigh. Fue entonces que al día siguiente, el veterinario le llamó para confirmarle que un especialista había identificado al pequeño atigrado como un gato montés escocés.

Del gato montés escocés solo quedan entre 100 y 300 de su especies, considerado el único miembro salvaje de la familia de los gatos en el Reino Unido, también es uno de los mamíferos más amenazados de Europa.

Debido a su vínculo con el gatito, Peter y Piotr han comenzado desde entonces una recaudación de fondos para una organización benéfica que ayuda a otros gatos monteses, que ha recaudado más de £ 5,000 ($ 6,800) hasta ahora.

Peter ahora ha sido contactado por la Royal Zoological Society, que es parte del programa de cría, para decirle que la campaña también ha impulsado felizmente su recaudación de fondos.

Del gato montés escocés solo quedan entre 100 y 300
Peter y Piotr. SWNS

Aun cuando sepamos que quedan tan pocos de estos felinos, es bueno saber que muchos no nos damos por vencidos en su protección,… Hay que continuar haciendo conciencia generacional en la importancia que tiene la conservación de las especies en peligro de extinción.

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros