Alimentación enriquecida para los gatos. Consejos.

Puntuación: 4.5 de 5.

Comparte este artículo con tus amigos en las redes, pinchando en los botones sociales.

Los gatos son carnívoros, no hay dudas al respecto, por lo que ningún gato debería vivir sin alimentarse con proteína de origen animal o de lo contrario su salud se vería afectada rápidamente. Para entenderlo mejor, sobre todo para quienes llegan a considerar contraria la afirmación, los gatos no son omnívoros como el cerdo o el humano y tampoco debe alimentarse con la misma dieta del perro por el simple hecho de que ambos sean mascotas.

Alimentación del gato. Gato comiendo pasto.

No se debe alimentar a los gatos con el mismo alimento elaborado para perros, ya que su composición no ha sido balanceada para una correcta digestión por parte los felinos domésticos.

No obstante, y siendo carnívoro, en un porciento muy bajo el gato sí consume fibra vegetal la cual incluye a su dieta vitaminas y minerales que complementan su alimentación. ¿Y cómo ocurre esto de forma natural?… sencillo, cuando un gato caza una presa y se alimenta de toda ella, en el sistema digestivo de su víctima existen restos de la fibra vegetal de la cual se estuvo alimentando. De forma indirecta dichos componentes vegetales pasan a la digestión del gato. Por otra parte, se conoce que el gato se purga con plantas que generalmente ellos saben seleccionar por instinto. De ahí que muchos veterinarios recomienden consultar el tipo de plantas que llevamos a nuestros pisos pues algunas pueden resultar tóxicas para los gatos.

Alimentación del gato

El tracto intestinal del gato es muy corto por lo que biológicamente no es apto para digerir las fibras vegetales. El aparato digestivo de los gatos está preparado para la digestión de fibra de origen animal como las carnes de mamíferos y aves, insectos y pescados. Por ello en ningún caso la ingesta vegetal debe superar el 15% de la dieta total.

Alimentación del gato

Generalmente los dueños de gatos, compramos su alimento previamente elaborado de forma industrial e intentamos seleccionar dentro de tanta variedad aquellos que garanticen un buen balance y una calidad óptima en la materia prima que es utilizada para su obtención. Dichos alimentos ya contienen el porciento de proteínas, grasas, minerales y vitaminas que son imprescindibles para una correcta alimentación de los gatos. Si observamos la tabla de ingredientes muchas veces notaremos como en ella se incluyen en menor porcentaje alimentos como el arroz, la zanahoria, cereales, etc. Es entonces que nos podemos preguntar, ¿podría también darle de forma fresca y natural estos alimentos en casa?

Alimentación del gato

Sí es posible con moderación, pero será conveniente siempre consultar con el médico veterinario cuáles serían los más indicados y en qué proporciones se les pueden ofrecer a los gatos para que nunca resulte perjudicial.

Ocurre que algunos gatos por sí solos sorprenden a sus dueños con ciertos gustos peculiares como por ejemplo cuando piden degustar y comer remolacha, sandía, zapallo, zanahorias e incluso aceitunas. Ello puede ocurrir por dos motivos principales, simplemente su degustación le resulta agradable o ese alimento contiene algún componente del cual instintivamente su organismo siente alguna carencia, pero bajo ningún concepto deberá llevarnos a pensar que el minino se está volviendo vegetariano.

Alimentación del gato
¿Se le enseña al gato a comer frutas o verduras?

Por lo general ocurre que los gatos por sí solos son los que se muestran interesados por uno u otro alimento cuando nos piden oler y se muestran inclinados a probar. Es posible acostumbrarlos de pequeños a ingerir una variedad de alimentos que sean apropiados para ellos según lo indique su veterinario y sobre todo teniendo en cuenta que las frutas o verduras no deben suponer más del 10 o 15 % de su alimentación diaria. En la medida que un gato se acostumbra a probar algunos alimentos que no sean de origen animal, será más fácil agregar estos como suplemento a su dieta y puede incluso resultar beneficioso cuando a futuro en la vejez el gato presente desequilibrios en su peso, problemas renales o hepáticos. Pueden funcionar a modo de premios sin que agreguen más grasas o proteína animal de la que pueda consumir según su nueva condición.

Alimentación del gato
¿Cuáles pueden ser las verduras o frutas que se pueden ofrecer al gato?

Frutas:

Entre las más saludables podemos encontrar la manzana, la pera, el melón, el melocotón, la fresa y la sandía. Es importante lavarlas bien y retirar siempre la corteza y el hueso o las semillas. Se deben cortar pequeños pedacitos y ofrecerlos siempre en pequeñas cantidades a modo de premio. Algunos mininos golosos suelen pedir más pero su humano de forma consiente sabrá que debe poner límite ya que un exceso podría indisponer su digestión. Otra de las ventajas que ofrecen frutas como éstas es el componente de humedad que contienen, lo cual es muy beneficioso para los gatos que suelen beber poca agua. Pueden ser beneficiosas sobre todo en verano en que deben aumentar la ingesta de líqidos.

Verduras

Las verduras pueden ser más ricas en fibra e igualmente es imprescindible conocer cuáles son las que con mayor facilidad puede digerir el gato. Entre las más recomendables se encuentran los guisantes, la lechuga, la calabaza, la zanahoria.

Alimentación del gato. Comer frutas

De las aquí mencionadas a excepción de la lechuga, todas deben ser peladas y estar cocidas o al vapor antes de que sea ingerida por el gato. En caso de que no acepte estos alimentos suplementarios se los puede mezclar con pescado sin espinas o con hígado cortado en pequeños trozos, siempre todo cocinado.

Propiedades que aportan algunos alimentos de origen vegetal:
  • Zanahoria hervida, de fácil digestión, aporta fibra y vitaminas.
  • Guisantes hervidos, ricos en proteína vegetal, vitamina B12 y magnesio.
  • Calabaza hervida, es muy digestiva para el gato e ideal para mezclarse con carne.
  • Pepino crudo o hervido, hortaliza muy hidratante. Crudo puede usarse como golosina con moderación.
Alimentación del gato
  • Lechuga cruda o hervida, aporta fibra, agua y nada de grasa.
  • Alubias verdes, hidratantes, ricas en fibra y vitamínicas.
  • Boniatos o papa dulce (hervido), sirven como mezcla para carne, hígado de pollo, etc.
  • Fresa, muy ricas en vitamina C y fibra.
  • Melón, refrescante e hidratante, es muy recomendable durante el verano como golosina.
  • Sandía, sirve exactamente igual que el melón.
  •  Manzana, ideal como golosina.
Alimentación del gato

Los pescados de uso humano que se presentan más saludables para los gatos son los blancos y sin espinas. El salmón y la trucha suelen ser los más propicios. El atún y la sardina están entre los recomendables por el aporte en Omega3 y Omega 6 tan beneficioso para el manto de los gatos. No se debe dar a un gato los pescados enlatados, ciertamente al gato le puede gustar y pedirlo a su humano, pero ello no significa que sea bueno para su salud. Los niveles de sal y los contenidos oleicos no siempre son los indicados además de que pueden tener otros contenidos asociados que puedan ser dañinos.

No debemos esperar que un gato acepte todos estos alimentos no carnívoros antes mencionados, pero si acepta alguno de ellos, lo podemos considerar como un gran avance en el enriquecimiento de su dieta, pues no olvidemos que los gatos son muy exquisitos con su paladar y a diferencia de los perros, no comen “cualquier cosa”.

Alimentación del gato

Y antes de terminar una vez más recordemos que cualquier cambio que deseemos realizar en la dieta de nuestro gato, lo más aconsejable será consultarlo con su médico veterinario. Cada gato es único en sus costumbres y condiciones médicas. Si decidimos suplementar su dieta siempre debe ser con el objetivo de garantizarle una mejor calidad de vida y nunca ir en su detrimento.

Fotografía: Gat@ fan de Gatolia.

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros