Gato del Bosque Noruego, un gato Vikingo.

Puntuación: 4.5 de 5.

El origen exacto de los Gatos de los Bosques de Noruega (Norsk Skogkatt) se desconoce, pero parece que hay que buscar sus raíces en la mezcla de gatos prehistóricos de pelo corto del sur de Europa y gatos de pelo largo de regiones del Próximo Oriente, aunque hay muchas conjeturas al respecto. Se cree que los navegantes vikingos trajeron de allí algunos gatos a bordo de las drakkars para defender su carga de los ratones. Una vez desembarcados en suelo noruego, los gatos se habrían adaptado a las condiciones climáticas extremadamente duras de estas regiones, que modificaron su morfología y su manto, dando origen a un animal único en su aspecto físico y en su carácter. También se cree que los vikingos habrían llevado estos mismos gatos al Nuevo Mundo, guiados por Erik el Rojo. Abandonados en el lugar, estos gatos serían los antepasados del Maine Coon, una raza que presenta algunas semejanzas con el Bosque de Noruega.

Gato raza Bosque Noruego

El Bosque de Noruega es un gato de talla grande (suele pesar entre 5,5 y 9 kilos) y de lento desarrollo. Tiene la cabeza en forma de triángulo equilátero, la frente ligeramente redondeada y el perfil sin stop. Los machos tienen la cabeza más ancha que las hembras. Las orejas son también grandes, anchas en la base y con los extremos puntiagudos con penachos como los linces.

Los Bosques de Noruega tienen un pelaje hermoso y espectacular, semilargo y abundante, con subpelo lanoso y más largo en el collar, lomo, costados y en su llamativa cola, que mueve airosamente mostrándonos su estado de ánimo. Además, el pelaje de sus patas simula unos graciosos pantalones bombachos.

Gato raza Bosque Noruego

Es un gato muy casero que disfruta estando con la gente, pero también entre otros animales. Son pacientes, curiosos e inteligentes. Están muy bien adaptados al frío, así que no esperemos que los días de calor busquen estar sobre nuestra falda, seguramente preferirán echarse en algún lugar fresco.

Gato raza Bosque Noruego

Estos gatos no requieren de atenciones particulares y gracias a su evolución espontánea gozan de buena salud y longevidad y no portan enfermedades asociadas específicamente con su raza.

En 1977 fue reconocido como raza por la Federación Internacional Felina, que creó el estándar usando como modelo a Pan´s Trul, el gato Bosque de Noruega más famoso de todos los tiempos. Poco tiempo después de su reconocimiento como raza, cualquier escandinavo podía coger un gato salvaje del bosque y llevarlo a una exposición donde se valoraba si el gato cumplía con los estándares de la raza y podía ser declarado oficialmente miembro de esta. Si el fallo era positivo y favorable podía incluirse a ese ejemplar dentro de un programa de cría y aparecer en el pedigrí de sus descendientes.

Gato raza Bosque Noruego

Actualmente ya está vetado criar con gatos sacados de los bosques aunque es una decisión polémica: los detractores opinan que trabajar sólo con las líneas existentes derivaría en un alto grado de consanguinidad y en el deterioro de los ejemplares, mientras que otros opinan que hay suficientes líneas abiertas y que si se volvieran a incluir en los criaderos gatos salvajes o semi-salvajes con aspecto de noruegos, producto quizás del mestizaje, podrían empezar a aparecer “defectos genéticos” que dañen su aspecto actual o, aún peor, que surjan enfermedades congénitas o heredadas no existentes hasta ahora.

Le puede interesar leer también: La muda del pelo en los GATOS. Un proceso natural dos veces al año.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s