¿Puedo bañar a mi gato? La hora del baño y algunos consejos.

Puntuación: 4.5 de 5.

Comencemos por aclarar un importante punto, los gatos no necesitan ser bañados con agua. Ellos tienen una forma muy natural de mantenerse limpios y aseados de forma muy eficiente. Mediante su lengua y saliva son capaces de limpiar con profundidad cada parte de su cuerpo, auxiliándose también con sus patas delanteras. Pero es cierto que hay momentos en que un gato puede requerir un baño, ya sea por indicación médica, porque las características de su raza lo requieran, una situación de puntual de suciedad con lodo o productos que deban ser retirados de su pelaje, etc.

A continuación les dejamos algunos consejos para bañar a un gato.

Por lo general al gato doméstico no le atrae mucho la idea de entrar en contacto con el agua salvo para beberla. Difieren de sus grandes primos felinos que sí pueden disfrutar voluntariamente y con gusto de un baño en su entorno natural.

Por esta razón, si tenemos un gato que sabemos requerirá de baños en sus cuidados de rutina, será importante habituarlo desde pequeño, empezando alrededor de los 3 meses de edad.

gato preparándose para ser bañado

El Van Turco, el Maine Coon y el Angora son razas  de gatos que disfrutan de entrar al agua para nadar o chapotear.

Preparativos del baño:
  • El espacio en el que se bañará y secará un gato, se recomienda tenga buena calefacción o temperatura ambiente, pero sobre todo en este deben evitarse las corrientes de aire.
  • Antes de comenzar, cuide que tenga a su alcance todo lo que será necesario: Toalla y paño pequeño, shampoo especial para gatos, vaso para verter el agua (puede usar la regadera o alcachofa, pero hay casos donde el ruido que produce asusta al gato), pompones de algodón, peine y por último asegúrese de tener al GATO.
  • Si puede contar con otra persona para que le ayude mucho mejor.
  • Comience por llenar la bañera con algunos pocos centímetros de agua a 36 ó 37 °C e introduzca al gato lentamente en esta, mojando primero sus patas.
  • Durante el proceso intente no ser brusco y puede hablarle y acariciarle para tranquilizarlo.
  • Seguido puede comenzar a mojar delicadamente el cuerpo del animal utilizando el vaso. Durante el baño no dejes de acariciarlo y evita siempre verter agua en los ojos y los canales auditivos.
Gato bañándose

Se bañará un gatito menor de 3 meses de edad, preferiblemente solo cuando sea requerido por indicación médica o por haber sido recogido y adoptado en condiciones pésimas de higiene. En ese caso asegúrese de bañarlo con shampoo especial para gatos cachorros.

  • Ya bien mojado el gato, se le comienza a aplicar su shampoo. Nunca utilice un shampoo para seres humanos ya que este no es adecuado para los felinos. El pH de la piel humana es diferente a la del gato, y los productos que usamos para nosotros pueden intoxicar al gato al lamer su cuerpo. Haga espuma y frote bien todo el cuerpo, insistiendo en las zonas de las patas, la cola y el vientre. Con el paño pequeño humedecido en agua, páselo por su cara suavemente.
  • Tras haber aplicado frotando en todo su cuerpo el shampoo, se enjuaga al gato con el vaso o la ducha hasta aclarar por completo y no dejar residuo de espuma. Al enjuagar debe estar atento para evitar que el agua se dirija a los ojos o a las orejas del animal.
  • Luego de enjuagar perfectamente al gato se debe envolver en una toalla seca y tibia para al frotarlo eliminar el agua. Luego se pasa un pompón de algodón (nunca utilizar un hisopo) por la parte externa del conducto auditivo, para absorber el agua que hubiese podido penetrar a pesar de las precauciones tomadas. Debe secar bien al gato, sin olvidar el vientre las patas y su cola.
  • Por lo general a los gatos les asusta el sonido que produce una secadora de pelo, no obstante hay gatos a los que desde pequeño se les acostumbra y es sorprendente como luego hasta la ignoran. De usar una, asegúrese de no dirigir el flujo de aire a sus ojos u orejas y disponga el equipo en una potencia baja.

Le puede interesar leer también: Las PULGAS! Esos molestos parásitos difíciles de eliminar. Consejos.

cómo bañar a un gato
El gato de raza sphynx (Esfinge) debe ser bañado una vez al mes

Curiosidad: El gato de raza sphynx (Esfinge), se recomienda bañar una vez al mes (cada 20 -30 días), porque sino empezarás a notar que su piel se vuelve aceitosa, que desprende es de un color rojizo. Al no tener un pelaje como la mayor parte de los gatos donde queda distribuido el aceite natural de la piel, el gato empezará a estar sucio y acumulará microorganismos si no es bañado.

Al final si el proceso no resulta traumático su gato será capaz de disfrutar cada sesión de baño y al final de la jornada estará ronroneante y feliz.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s