UN PROBLEMA COMÚN EN LOS GATOS: La Gingivoestomatitis crónica felina

Puntuación: 4.5 de 5.

Comparte este artículo con tus amigos en las redes, pinchando en los botones sociales.

La Gingivoestomatitis Crónica Felina puede afectar a gatos de cualquier edad, mayormente a gatos jóvenes o de edad madura y aunque no tiene predisposición racial, se ha detectado con mayor frecuencia en gatos de raza somalí, abisinia y siamesa.


La Gingivoestomatitis Crónica Felina es también conocida como: Estomatitis y Gingivitis Linfoplasmocitaria, Estomatitis Autoinmune Felina, Síndrome Gingivitis-periodontitis-placa-sarro o Estomatitis Asociada a Células Plasmáticas.

Dentadura del gato la Gingivoestomatitis Crónica Felina


Los casos de gatos afectados por esta enfermedad sobrepasan en cantidad respecto la de los casos de gatos afectados por otra enfermedad sistémica. La Gingivoestomatitis Crónica Felina provoca una inflamación grave en las encías del gato, babeo excesivo, rotura de dientes y pérdidas de apetito y de peso, el dolor que le produce en la boca le dificulta acciones sencillas y necesarias como comer.

Esta enfermedad que causa serias y dolorosas lesiones proliferativas y friables en las encías del gato, hace de la encía bucal más próxima a los dientes masticadores la zona más perjudicada en la boca del gato y de la zona de la encía lingual y proximal a los caninos, la zona menos afectada; sin embargo, puede afectar también a los sacos palatinos, haciendo que las lesiones oscilen desde pequeñas pápulas eritematosas a una intensa proliferación mucosa.

Dentadura-del-gato-la-Gingivoestomatitis-Crónica-Felina- diagnóstico veterinario


Normalmente, en los casos de Gingivoestomatitis crónica felina, los resultados de las pruebas de detección de los Antígenos del Virus de la Leucemia Felina (VLFe) y del Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF) suelen ser negativos, aunque en algunos casos se ha aislado Calcivirus (FCV).

Le puede interesar leer también: VLFe, Virus de la Leucemia Felina. ¿Cómo se contagia entre los gatos? Consejos.

Dentadura-del-gato-la-Gingivoestomatitis-Crónica-Felina

Aunque, por ahora, no hay un tratamiento específico para la cura de la Gingivoestomatitis Felina hay diversos métodos para ayudar a tratarla. Es necesario por ello, al diagnosticar la Gingivoestomatitis, hablar con el propietario de la mascota para comentarle los diferentes tratamientos que se pueden llevar a cabo, así como el éxito posible realizando cada una de las terapias e informar que, en cualquier caso, las recaídas suelen ser frecuentes.
Puede conseguirse una mejoría del gato administrando tratamientos basados en:

• Antibióticos de amplio espectro por vía parenteral, siendo los más usados en este caso: Amoxicilina, Clindamicina, Ácido Clavulámico, Tetraciclina, Espiramicina, Metronidazol, etc.
• Medicamentos inmunosupresores: Ciclosporina, Prednisona, Acetato de megestrol, Azatioprina y Aurotioglucosa, Aurotiomalato de sodio.

Dentadura-del-gato-la-Gingivoestomatitis-Crónica-Felina Consejos veterinarios

Debemos tener en cuenta que el tratamiento con este tipo de medicamentos debe incluir un seguimiento y control del gato, ya que pueden producir efectos secundarios: aumento de peso, crecimiento del pelo, etc. También se recomienda el uso de productos de higiene oral como ayuda en el tratamiento: geles, sprays, pasta de dientes o enjuagues bucales específicos para mascotas (Clorhexidina) que ayudan a evitar la formación de placa y sarro y gracias a ello podremos controlar infecciones secundarias derivadas, o no, de la gingivitis.
Gracias a la consistencia y forma de los alimentos secos, al cortarlos y masticarlos se reduce la acumulación de la placa en la superficie de algunas piezas dentales.
Por otro lado, y en la mayoría de los casos, se recomienda practicar a los gatos que padecen Gingivoestomatitis una Odontoxesis (limpieza bucal y/o tartrectomía) con restauración y en ella extraer los dientes que presentan más erosión en la zona subgingival. También puede resultar beneficioso practicar una Gingivectomía en la boca del gato. En los gatos que no responden a ninguna de las terapias anteriores, se debe practicar la extracción de todos los dientes de los carrillos para mejorar la salud general del mismo. Esta intervención entrama unos posibles riesgos: ulceras bucales, estomatitis, endocarditis bacteriana, artritis y nefritis.

Le puede interesar leer también: La dentadura del gato. Consejos para su cuidado.

Dentadura-del-gato-la-Gingivoestomatitis-Crónica-Felina


El origen y causa de esta enfermedad periodontal es aún desconocido aunque, en algunos casos, parece estar asociada tanto a una incorrecta dieta blanda administrada por parte del propietario como a una carencia total (o parcial) de la higiene dental profiláctica del gato. En otros casos, a esta enfermedad también se le atribuye un origen inmunológico, a causa de las características de infiltrado celular y en otros, también se advierte que la Gingivoestomatitis puede ser provocada por las toxinas producidas por medio de la placa bacteriana dental y su irritación física es debida al sarro. En estudios recientes también se habla de que la Gingivoestomatitis podría deberse a condiciones autoinmunes de tipo I o III que son inducidas por la actividad bacteriana en el organismo del gato.

Para ayudar en el tratamiento es muy recomendable realizar diariamente un cepillado o limpieza dental, para así ayudar a disminuir el exceso o la aparición, de placa dental y que de este modo los efectos destructores que la placa (sarro) tiene sobre la pieza dental sean menores, puesto que no es hasta las 48 horas cuando la placa empieza el calcificado.

Dentadura-del-gato-la-Gingivoestomatitis-Crónica-Felina


Tal y como hemos comentado, en algunos aspectos, esta enfermedad periodontal puede estar directamente relacionada con la dieta habitual del gato así que es preferible dar a nuestro gato alimentos secos de calidad en lugar de basar su alimentación solo en alimentos húmedos (enlatados: mousse, paté, etc.). Puede ser efectivo para una correcta profilaxis acostumbrar a nuestro gato desde cachorro a comer trozos de manzana o zanahoria en forma de premios, esto no sólo será saludable para nuestra mascota, sino que además puede servirnos para suplir el cepillado dental diario puesto que lo harían ellos mismos de manera natural al cortar el alimento.

Veteralia sitio veb veterinaria

4 comentarios

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros