Los GATOS de Freddie Mercury. Galería Homenaje.

Puntuación: 4.5 de 5.

Comparte este artículo con tus amigos en las redes, pinchando en los botones sociales.

“me haces muy feliz cuando te acurrucas a dormir conmigo, y luego me sacas de mis casillas cuando haces pis encima de mis muebles antiguos”.
Líneas de la canción dedicada a Delilah una de las gatas de Freddie Mercury.


¿Sabías que la estrella de rock que lideraba Queen tenía debilidad por los gatos?
Sí, Freddie Mercury (1946-1991), cantante, compositor y artista total, era también el dueño de Tom, Jerry, Oscar, Tiffany, Delilah, Goliath, Miko, Romeo y Lily… De hecho, uno de sus álbumes, Mr. Bad Guy, estaba dedicado a su extensa tropa gatuna.

Los GATOS de Freddie Mercury

Muchos de sus gatos fueron adoptados en la Blue Cross.
La mayoría de las mascotas de Mercury provenía de la Blue Cross, una asociación protectora de animales hondamente arraigada en Inglaterra. Sólo Tiffany, una Himalaya, llegó de un criadero. Allí la adquirió Mary Austin, ex novia de Freddie, y se la regaló. Los demás eran gatos de la calle, rayados, blancos, negros, tricolores.

Los GATOS de Freddie Mercury

Entre ellos, Delilah, una hembra grande y fuerte, considerada la favorita de Freddie, que tuvo el honor de que le dedicara una canción.

Los GATOS de Freddie Mercury_ Delilah

La canción dice literalmente “you make me so very happy when you cuddle up and go to sleep beside me, and then you make me slightly mad when you pee all over my chippendale suite” (“me haces muy feliz cuando te acurrucas a dormir conmigo, y luego me sacas de mis casillas cuando haces pis encima de mis muebles antiguos”). Y además incluye un solo de guitarra de Brian May con sonidos que recuerdan a maullidos.

Los GATOS de Freddie Mercury_Delilah

Los gatos de Mercury eran felices, estaban bien cuidados, quizá un poco mimados. A cada gato se le preparaba su propio calcetín navideño (como es tradición en el Reino Unido), y se llenaba de golosinas y juguetes. Disfrutaban de la casa entera, podían pasearse por los jardines a su aire durante todo el día. Y por supuesto tenían sus manías. El pequeño Goliath solía desaparecer si había visitas, y habitualmente lo encontraban dormido en algún lavabo. Delila salía corriendo en busca de Freddie para que la protegiese cada vez que se sentía amenazada.

Los GATOS de Freddie Mercury

Cuando él enfermó y pasó mucho tiempo confinado en la cama, la gata lo acompañó en todo momento. Sus fans conocían sus gustos y muchos le enviaban gatos de peluche, figuritas… Otros llamaron “Freddie” a sus propias mascotas felinas. Desde luego, es muy buen nombre para un gato-homenaje.

Le puede interesar leer también: Uno de los peores días de la vida de Ernest Hemingway.

Galería Homenaje

Imágenes dedicadas por distintos artistas gráficos.

Fotos de archivo de Freddie Mercury con sus gatos.

Un comentario

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros