DESUNGULACIÓN en Gatos. Una práctica atroz que debería prohibirse en todo el mundo.

Puntuación: 4.5 de 5.
Facebook-Gatolia
Pinterest-Gatolia
Instagram-Gatolia

Desungular = AMPUTAR, no hay otra forma de describirlo, pues tal cual es la perdida de una parte del cuerpo esencial para los gatos.
La desungulación es una operación quirúrgica donde se le suministra al gato anestesia general, puesto que el dolor que producirá la intervención será en extremo fuerte.

Cada amputación elimina la uña y el hueso en el que ésta se encuentra firmemente enraizada. Se secciona el tendón y el ligamento que sostienen cada uña además cortando el tejido blando y la carne que rodean la zona. Tras esto el gato ha sido desungulado, despojado de las uñas retráctiles que habría utilizado a lo largo de su vida para rascarse, jugar, caminar y defenderse. Las complicaciones de esta atroz amputación pueden ser un dolor severo, daño al nervio radial, hemorragia e infecciones, huesos astillados que impiden la curación. En no pocos casos, un doloroso crecimiento de las uñas deformadas hacia dentro de la garra sin ser ya visible. Algunas de estas complicaciones provocan una segunda visita más que innecesaria al quirófano.

La desungulación es un procedimiento que solo demuestra falta de humanidad, lo que queda demostrado por los episodios de recuperación dolorosa en los gatos que son sometidos a dicha práctica.

Un correcto corte de las puntas de las uñas no puede ser doloroso para el gato.

Las uñas son una parte esencial de los gatos y no se les puede, ni se les debe, obligar a prescindir de ellas.

Le puede interesar leer también: Cuando el gato NO UTILIZA el rascador. Consejos.

Un comentario

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros