La RABIA, una enfermedad viral que afecta también a los GATOS. Cómo prevenirla.

Puntuación: 4.5 de 5.

Comparte este artículo con tus amigos en las redes, pinchando en los botones sociales.

La rabia, es una enfermedad viral que afecta también a los gatos. Sintomatología, contagio y prevención.

Todos alguna vez hemos escuchado acerca de la rabia. Para algunos su sola mención cuando éramos niños nos producía una profunda inquietud y terror, sobre todo después de ver el filme «Cujo» (el gran perro rabioso) basada en la novela de Stephen King. Actualmente conocemos de la existencia de una vacuna de reactivación anual, que se administra a las mascotas con el fin de evitar el contagio. Pero lamentablemente su difusión a nivel popular se encuentra más asociada a los perros y no tanto así a los gatos, lo cual es un gran error. Aunque la rabia no sea una enfermedad muy común en los gatos, sí pueden padecerla los felinos. Puede ser muy peligrosa pues no tiene cura y resultando ser altamente mortal, así como contagiosa.

La-rabia-afecta-mamiferos-incluidos-los-gatos

La rabia es una enfermedad que afecta a todos los mamíferos ubicados en dos ramas ecológicas. Entre los principales se encuentran:
Aéreo (murciélagos).
Terrestre (perros, gatos, mangostas, zorros, hurones, mapaches y lobos).

Transmición-de-la-rabia-en-gatos
La rabia es una enfermedad viral infecciosa aguda que afecta al sistema nervioso central, capaz de causar una encefalitis aguda en cualquier mamífero, tanto salvaje como doméstico. Ello incluye naturalmente a los gatos.

El virus de la rabia se encuentra difundido en todo el planeta y se contagia principalmente a través de la mordedura de un animal portador del virus a uno sano. El virus se encuentra en la saliva y en las secreciones del animal enfermo, inoculándose por ello a través de la herida ocasionada. El contacto con la saliva o las secreciones del animal enfermo, con una lesión o corte previo en la piel o las mucosas del cuerpo de otro mamífero, puede causar la transmisión del virus al nuevo hospedero.

Es recomendable que todos los gatos reciban la reactivación de la vacuna contra la rabia en todos aquellos países o regiones considerados con riesgo de contagio y más si el gato mantiene contacto con la vida silvestre local.
En las regiones declaradas con bajo riesgo o donde la enfermedad está casi desaparecida, es importante de igual modo informarse sobre cualquier posible alerta de casos aislados. Ante una alerta es importante mantener al gato y al resto de las mascotas de la casa bajo estrecho cuidado y reactivar su vacunación.

La-rabia-afecta-mamiferos-incluidos-los-gatos

La rabia es una enfermedad aguda infecciosa viral del sistema nervioso central ocasionada por un Rhabdoviridae que causa encefalitis aguda con una letalidad cercana al 100 %.
El mayor peligro de contagio con ésta enfermedad al que se enfrentan los gatos es su propia naturaleza depredadora. Una de las principales fuentes de infestación en el mundo ocurre a través de los murciélagos y para los gatos, estos animalillos alados son una tentación tanto como lo son los ratones. Por ello si en la región en que habita existiera la presencia de murciélagos, deberá prestar mucha atención si les viera volar de día, de forma errática, chocando y cayendo al suelo. En ese caso sería muy posible que padezcan de rabia, haciéndose vital evitar que los gatos los cacen o se les acerquen y se deberá informar de inmediato a las autoridades de zoonosis.

Le puede interesar leer también: Cuando tu gato muestra síntomas de estar enfermo debe actuar rápido llevándolo al veterinario.

La-rabia-afecta-mamiferos-incluidos-los-gatos

Una zoonosis es cualquier enfermedad que puede transmitirse de animales a seres humanos.
La palabra se deriva del griego zoo (animal) y nosis (enfermedad).
Se trata de enfermedades que afectan generalmente a los animales vertebrados, incluyendo
al hombre.

Etapas de la enfermedad en los gatos u otros mamíferos:

Período de incubación: Éste período puede variar de un individuo a otro, pudiendo durar de una semana a varios meses permaneciendo completamente asintomático. Lo más común es que los síntomas comiencen a aparecer tras el primer mes después de haber sido expuesto al contagio, tiempo tras el cual el virus se ha ido diseminando por el organismo del hospedero.
Período prodrómico: Comienzan a apreciarse cambios iniciales en el comportamiento. El gato comienza a mostrarse cansado, con vómitos y excitabilidad, fase que puede durar entre dos y diez días.


El término pródromo se utiliza en medicina para hacer referencia a los síntomas iniciales que preceden al desarrollo de una enfermedad.

Gato-rabia

Fase furiosa o de excitación:
Es la fase más característica de la rabia tal y cómo se le conoce. El felino se muestra muy irritable sin motivos, con cambios bruscos de comportamiento y agresividad incluso con sus allegados, pudiendo llegar a morder y atacar.

Fase paralítica:
Ocurren espasmos y parálisis generalizada de todo el cuerpo, con episodios de convulsiones, conduciendo al coma y finalmente la muerte.
Como los períodos entre fases pueden variar de un gato y otro por lo general la confirmación de diagnóstico suele ocurrir cuando ya los cambios y afectaciones en el sistema nervioso resultan irreversibles.

Síntomas en los gatos:
• Pueden aparecer los síntomas simultáneamente o no.
• Maullidos anómalos.
• Comportamientos atípicos.
• Exceso de salivación (babeo).
• Fiebre.
• Irritabilidad.
• Pérdida de peso.
• Aversión al agua (más de lo acostumbrado).
• Convulsiones.
• Parálisis.

Gatos-sintoma-rabia

En la sintomatología se han observado casos en los que los gatos no babean en exceso, no padecen de vómitos y pueden sufrir cuadros nerviosos con muerte súbita. Por otra parte, los síntomas pueden confundirse con otras enfermedades y pasar desapercibido el verdadero diagnóstico. Si un gato sufriera alguno de los síntomas listados, y previamente estuvo involucrado en alguna pelea con otras mascotas o ha casado animales proclives a padecer la rabia (murciélagos, hurones, mapaches, etc.) se deberá acudir al veterinario lo antes posible para una revisión indicando en especial los sucesos.

Tratamiento:

La rabia no tiene tratamiento eficaz, sobre todo una vez que aparecen los síntomas. Lo más indicado para evitar esta enfermedad siempre será la vacunación preventiva. Un gato que se crea pueda haber adquirido el virus, deberá ser inmediatamente aislado para prevenir el contagio a otras mascotas y a los humanos. Aunque existan intentos para sanar al gato bien poco se puede hacer. Por regla general en estos casos los médicos veterinarios una vez confirmado el diagnóstico e iniciada la 2da o 3ra etapa de la enfermedad con seguridad recurrirán a sugerir la eutanasia.

La-rabia-afecta-mamiferos-incluidos-los-gatos

No existe escusa alguna para no procurar a las mascotas la vacuna contra la rabia en donde exista propensión a ella, pues la dosis muchas veces es proporcionada gratuitamente por los organismos de salud pública y zoonosis mediante campañas masivas.
Todo dueño de un gato o mascota en general, es responsable de su salud y bienestar, por lo que debemos informarnos y procurarles a éstos los cuidados necesarios y sobre todo los preventivos.

La-rabia-afecta-mamiferos-incluidos-los-gatos

Evitemos escuchar la frase «ya es demasiado tarde», vacunemos a nuestros gatos y asegurémosles una mejor calidad de vida que gustosamente compartirán con nosotros.
Es muy lamentable que enfermedades como estas amenacen la salud de nuestras mascotas y la nuestra propia. Pero más lamentable es cuando se padecen como resultado del abandono médico preventivo, cuando no se han tomado las medidas necesarias para evitarlo y siendo la solución tan sencilla, una simple vacuna administrada cada año.
Si aún no lo ha hecho, infórmese con su médico veterinario acerca de ésta y otras vacunas que sean necesarias para su gato según la orientación sanitaria de su región. Recuerde que la salud de su mascota es su responsabilidad.

2 comentarios

  1. Canarias es el único territorio de España libre de rabia gracias a la vacuna y a la prohibición de entrar animales que no la tengan. Los estrictos controles en los aeropuertos y puertos garantizan que siga así. Si en el resto del país los controles fronterizos no fuesen tan laxos también estaría controlada.

Deja un comentario en nuestro Mundo de Gateros